viernes, 16 de octubre de 2015

PREGUNTAS AL MAESTRO: DIFERENCIAS EN LAS MEDITACIONES DIARIAS


Pregunta:

Usted dice que debemos aproximarnos a la meditación como nos aproximamos a un momento feliz o precioso; y después sólo sentarnos. Relajar el cuerpo, mantener una buena postura. Sólo examinar nuestros pensamientos, pero no preocuparnos con ellos. Si estamos cansados, hacer respiraciones profundas y si estamos muy cansados, levantarnos y hacer ejercicios, después sentarnos otra vez. Si realmente no sentimos voluntad de continuar sentados, levantarnos y hacer otra cosa. Usted dijo todo esto y yo me siento muy confuso pues yo lo recuerdo enseñándome de otra forma. ¿A quién está dirigiendo esta charla? ¿Es para cualquiera que practica Chan, es estrictamente para principiantes o es para aquellos que han practicado un tiempo, han estado en retiros y saben a qué atenerse?

Shi-fu:


La aproximación que yo describí es para la práctica diaria, no para retiros. Durante los retiros, el esquema es fijo. Usted se sienta cuando llega la hora de sentarse. En los retiros hay un nivel de compromiso y disciplina que no ocurre en la práctica diaria. Si usted puede hacer lo mismo en la práctica diaria., es muy bueno. Pero, yo deseo que la gente, especialmente los principiantes sientan que la práctica es fácil, confortable, no difícil. Si la gente usa este método no abandonará fácilmente. Se esforzará e insistirá.

Gradualmente podrá practicar firmemente. Hay gente que durante la rutina diaria puede ponerse tensa, confusa, y nerviosa. Si desean practicar, es difícil tranquilizarse rápido.

Para esos momentos es un buen método. Después que practican ejercicios o hacen meditación caminando lentamente, se sienten más relajados y es más fácil sentarse.

Pregunta

Usted dice que debemos pensar que la meditación es un momento placentero y maravilloso. Bueno, esto depende de mi mente. A veces lo veo de esta forma, otra veces no. Esto es lo que uno piensa y siente profundamente. Yo puedo intelectualmente decir que sentarse es maravilloso. Yo sé, pero a veces siento diferente, y es difícil armonizar el pensamiento y el sentimiento. Esto es verdadero para muchas cosas, no sólo para la meditación. A veces siento como si yo fuera dos personas diferentes.
 
Shi-fu:
Como les dije, deben practicar. Voy a usar una analogía. Si ustedes están aprendiendo a jugar al tenis, inicialmente pueden sentirse frustrados o sin coraje porque pierden la pelota o están pegando de forma incorrecta. Pero con la práctica esto mejora.

Con persistencia, en algún momento se vuelve natural y agradable, y uno mira hacia adelante con entusiasmo. Los beneficios en la salud son obtenidos gratuitamente. La práctica de la meditación debe tornarse un hábito. Darse a ustedes mismos una sugerencia subconcientemente. Díganse a sí mismos que es un placer, un buen momento. Creen esta actitud, esta atmósfera aunque ustedes sepan que no sentirán de esta forma, todo el tiempo. Si lo hacen una y otra vez, se estarán entrenando. Díganse que esta clase de alegría es mejor que otra. Que es un momento espiritualmente precioso. Entrénense de esta forma. Al principio será difícil. Pueden fracasar, pero deben ser constantes. 

Esto, también es práctica.

 

1 comentario:

  1. Hola Jacqueline: Cuando se está empezando a meditar suele ocurrir con mucha frecuencia que el estado de relajación induzca al sueño, sobre todo si meditas al final de día y estás cansada. Con la práctica es algo que supera fácilmente. Recibe un saludo

    ResponderEliminar