lunes, 29 de agosto de 2016

ZAZEN SOBRE EL PINO PARASOL - CUENTO ZEN

 

En China, había un monje llamado Maestro Dori. Hacia zazen sentado sobre un pino parasol y se le apodaba el Maestro Nido de Pájaro.
 
Un poeta muy célebre, Sakura-ten, le hizo una visita y cuando le vio hacer zazen, le dijo:
 
—¡Tenga cuidado! Es peligroso, podría usted caer del pino.
 
—¡Qué va! —respondió el Maestro Dori—, Es usted quien está en peligro. Aquí y ahora, yo hago zazen, mi espíritu está completamente fijo. Usted no hace zazen y está siempre lleno de pasión. Usted escribe poemas y su espíritu está sin cesar en movimiento, sensible, ansioso, atormentado.
 

Sakuraten reflexionó: "Sí, siempre soy presa de las pasiones.
Eso es como jugar con fuego."
 
Preguntó al maestro zen:
 
—¿Cuál es la verdadera esencia del budismo?
 
El Maestro Dori respondió:
 
—No haga el mal, practique solamente el bien. Practicar el bien es muy simple. Esta es la esencia del budismo.
 
El poeta sonrió. Todo el mundo puede comprender esto. Incluso un bebé.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario