viernes, 6 de enero de 2017

PREGUNTAS AL MAESTRO: COMO RELAJARSE PARA MEDITAR


Pregunta:

Lo que dijo antes Ud. a respecto de sentarse y dejar sus pensamientos fluir libremente suena más a Soto Zen o a Chan Tsao-Tung. Generalmente usted enseña métodos que parecen más estructurados. Aquí esto suena parecido a lo que leí en “Mente Zen, mente de principiante”.

Shi-fu:

El método de “Mente Zen, mente de principiante” es difícil de practicar en el primer nivel de aprendizaje. Al principio todavía se necesita un método, como por ejemplo, contar la respiración para focalizar la mente. El libro dice que debemos ignorar nuestra mente. Esto no es lo que yo digo, algunas personas pueden tener dificultades para contar las respiraciones cuando meditan, o sea que a esas personas yo les aconsejo que solo practiquen el sentarse (en japonés se dice ShiKantaza: sólo sentarse). Algunas personas ni siquiera pueden hacer esto. Cuando se sientan tienen muchos pensamientos confusos y además, controlan o fuerzan su respiración. Generalmente yo les advierto que deben repetir el nombre de Buda o recitar un mantra. Estos dos métodos les permite su mente.

Pregunta:

 
¿Qué tipo de mantra sería conveniente?


Shi-fu:

Cualquier cosa puede ser un mantra. Algunos mantras tienen un tipo de poder dentro de sí; especialmente si mucha gente lo repite en voz alta y juntos, una vez y otra.

Cuanto más gente lo usa, mayor el poder que pueden acumular. Si ustedes usan su propio mantra, entonces probablemente no ganarán mucho poder. Algunos mantras son muy poderosos como el mantra de la Gran Compasión. Cada frase en este mantra es el nombre de un Bodhisattva y desde que es recitado por mucha gente, es extremadamente poderoso.
 
De todas formas el Chan no está preocupado con el poder personal, así que cualquier mantra o frase podrá ser usada. El mantra debe ser simple y su único propósito es concentrar la mente.

Pregunta:

La mayoría de nosotros lleva una vida muy agitada y al comienzo, cuando tratamos de meditar, nos sentimos sumamente confusos. Ud. dijo que debemos decirnos a nosotros mismos que nos sintamos felices y relajados acerca de lo que vamos a hacer, pero pensamientos y sentimientos no son lo mismo. Uno puede decirse a sí mismo que hay que calmarse pero eso no significa que uno lo logre. Lo que usted dice puede ser muy sútil para entender con nuestra mente. ¿O sea que es mejor comenzar contando las respiraciones hasta calmarnos y después cambiar al método de solo sentarnos?
 
Shi-fu:

Se puede hacer esto. Usar el método normal y después usar otro. Pero será positivo tratar de sentarse con la actitud que yo sugerí. Es un momento precioso y feliz. Esto ayuda a colocarse rápidamente en una mente calma y la relajación comienza mucho antes de sentarse sobre el almohadón. Esta actitud no sucede de un día para el otro. Hay que practicar esta actitud. Con esto me refiero al estado mental y emocional. Si ustedes han tenido una discusión probablemente no se sentirán suficientemente tranquilos como para sentarse. Pero practicando la actitud de predisposición mental, podrá decirse “voy solamente a sentarme”.

Pregunta:
 
Solo sentarse y examinar nuestros pensamientos sin prestarles atención es difícil para los que recién comienzan. Creo que contar la inspiración y expiración es más concreto, más fácil de mantener.

Shi-fu:
 
Para los principiantes o para alguien que ha tenido un día muy agitado, sólo sentarse puede ser el comienzo. Sólo sentarse, esperar que la mente se calme y entonces utilizar el método al que está acostumbrado. Si se siente cómodo y quiere continuar con este método, no hay problema.

Pregunta:

Hay sólo el sentarse (shikantaza) y el método de contar las respiraciones. Ud. generalmente nos dice que no cambiemos de método. Algunas veces los primeros momentos pueden ser muy confusos. Si hay algo firme a lo cual uno se puede aferrar, como el contar la inspiración y expiración, esto nos podrá ayudar a calmar la confusión.

¿Sería más efectivo comenzar con esto y cuando la mente está más clara, dejar este “conteo” y solo “sentarse”?

Shi-fu:

Si usted continuamente se pasa de un método a otro, no sabrá cuál es el que más le conviene ni lo va a utilizar profundamente. Es mejor trabajar en un método y si su mente está suficientemente despejada, puede hacer lo que antes sugirió. Cuando se consigue un nivel más elevado de práctica yo enseño otros métodos. La situación que usted plantea es diferente. Es como si el primer método fuese un apoyo para el segundo. Si se comienza contando la inspiración y la expiración y después paramos el conteo, para solo “sentarnos” con buenos resultados, entonces continúen esta práctica. Lo que yo no incentivo es el cambio frecuente de método.  

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario