viernes, 11 de agosto de 2017

PREGUNTAS AL MAESTRO: CONSEJOS PARA MEDITAR CORRECTAMENTE


Pregunta:
 
Cuando enseño a la gente cómo meditar y les digo que ésta es la forma de despejar nuestra mente de pensamientos, algunos dicen que es imposible no pensar. Ellos dicen que uno está siempre pensando aún si no pensamos en nada. ¿Es posible conocer algo sin ubicarlo dentro de un concepto? ¿No pensar ni razonar, solamente pura atención?
 
Shi-fu:
 
Sus alumnos están en lo correcto pues es difícil imaginar un estado así si nunca se lo ha experimentado o si no se ha meditado. Cuando usted piensa que no está pensando, eso en sí también es pensar. Con la meditación usted puede alcanzar el punto donde no hay más fluctuación, distracción o confusión. Se alcanza el estado de ecuanimidad (calma de la mente o del temperamento). Su mente se pacifica. No hay olas. Esto es estar con la mente clara. En esta situación, de todas formas, hay todavía pensamientos. Pero si se mantiene esta claridad usted no les prestará atención.
 
Pregunta:
 
Algunas veces encuentro dificultades para tener un tiempo para meditar. ¿Es posible meditar en un tren mientras vamos o volvemos del trabajo? Es difícil mantener una postura correcta en esos asientos.


Shi-fu:
 
Yo enseño como meditar parado o sentado en sillas. Es mejor sentarse sin apoyarse en un respaldo, pero si esto no es posible hágalo mejor que nada. Podemos meditar en trenes, aviones u ómnibus, pero por favor no lo hagan cuando están manejando.

Pregunta:
 
Cuando usted está viajando largas distancias, a veces su cuerpo está cansado y su mente tensa. ¿Qué se puede hacer para relajar el cuerpo y la mente?
 
Shi-fu:
 
Al comienzo, conscientemente, debe decirse a sí mismo que tiene que relajarse.
 
Durante los momentos en que la tensión se agudiza, masajee su cabeza y haga algunos ejercicios con ella.
 
Pregunta:
 
Algunas personas se duermen durante la meditación. Ellas pueden tener su energía en un buen nivel, pero tan pronto como se sientan a meditar se adormecen y 10 minutos más tarde comienzan a luchar para no quedarse dormidas. El dolor a veces nos mantiene despiertos, pero el sueño se acerca y nos vence. Esto puede quitarnos el coraje para practicar. ¿Puede esto ser considerado una obstrucción kármica? ¿Se puede hacer algo a este respecto?
 
Shi-fu:
 
Si Ud. desea hablar sobre las obstrucciones kármicas este es un tema muy vasto.
 
Podemos ayudar a solucionar estas condiciones usando métodos concretos. Ustedes pueden relajar su cuerpo haciendo ejercicios anticipadamente con la cabeza y el cuerpo.

Cuando se sienten, estén seguros, que su espalda está derecha y su mentón retraído. Si no están adormecidos, será mejor que sus espaldas estén apenas inclinadas hacia adelante.

Tan pronto como sientan que el sueño se acerca, enderecen la espalda. Hagan algunas respiraciones profundas. Si éstas solamente no funcionan, pueden mirar fijamente enfrente de ustedes con los ojos bien abiertos hasta que aparezcan lágrimas. Si siempre se sienten somnolientos, entonces siéntese durante 10 minutos y después levántese y hagan ejercicios. Aunque sea 10 minutos de meditación es útil. Después de hacer ejercicios, pueden tratar de meditar otra vez.

Pregunta:
 
Usted nos dijo que no meditemos al mediodía ni a la medianoche. Si fuese el único momento en que pudiésemos meditar, ¿qué pasaría? En “los Tres Pilares del Zen”, Kapleau Roshi dijo que el mediodía y la medianoche son buenos momentos y también deberíamos evitar el anochecer y el amanecer. ¿Por qué estas diferencias? ¿Es una preferencia individual o es algo importante?

Shi-fu:
 
Meditar ocasionalmente al mediodía y a la medianoche no es un problema, pero no es bueno hacer de esto un hábito regular. De 10 a 30 minutos en esos períodos es conveniente. Lo que el Kapleau Roshi dice puede ser cierto para él. No sé si es su preferencia personal o si es algo más. Normalmente, a la medianoche usted debería estar durmiendo o al menos cansado y con ganas de descansar; especialmente si Ud. ha trabajado todo el día. Evitar el mediodía y la medianoche viene de la filosofía de la Medicina China. No es mi opinión personal.

La Medicina China sostiene que el cuerpo humano está conectado con el sol, la luna, los planetas, los campos magnéticos y el resto del universo. Hay ciertos ritmos que nos afectan a todos. Si ustedes regularmente practican al mediodía y a la medianoche, pueden perder la armonía con el ritmo natural del universo y se pueden enfermar. Pero si es de vez en cuando o si el practicante tiene experiencia, no habrá ningún problema.

Volviendo a la pregunta de cuándo meditar, lo importante es que no deben hacerlo cuando no lo desean. Si fuerzan esta actitud, terminarán por odiar esta actividad. Si después de 10 minutos ustedes sienten que no es el momento de hacerlo, entonces deben levantarse.

Hagan algunos ejercicios y después traten otra vez. No fuercen esta situación. Estén seguros que han dedicado algún tiempo para meditar y díganse a sí mismos que disfrutarán de esta actividad. Si no se sienten bien, levántese, hagan algunos ejercicios y traten otra vez cuando se sientan mejor. Una vez que su tiempo terminó, usted puede parar. Generalmente a los que recién comienzan, les digo que practiquen durante 25 minutos o media hora.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario